La rosa de abolengo

Por Roberto González (Ciudad de México, México)
Sí señor, ya se nos viene encima la Eurocopa 2016 en l’ hexagone (así se refieren los franceses a la bella Francia) y podría afirmar que las dudas y las certezas están muy equilibradas pensando de cara al certamen continental de selecciones más importante del mundo del fútbol. Sin embargo, amigo lector, hay un combinado nacional que parece no tener un bosquejo claro de lo que armará para presentarse ante Rusia el próximo 11 de junio en el Vélodrome de Marsella. Así es, te hablo del equipo de la rosa, de Inglaterra.

A borrar los desastres de Sudáfrica, Ucrania y Brasil

Es incuestionable que el combinado inglés siempre ha tenido jugadores de altísima calidad. Nada más pongamos de ejemplo a Rooney, Gerrard, Lampard, Beckham, Gascoigne y Charlton. Pura leyenda, ¿cierto? Bien, a pesar de ello, al equipo de los tres leones le ha dolido algo en todas las competencias internacionales a las que va. Por equis o ye, los ingleses se han quedado en el camino de diferentes maneras, como en Bloemfontein, Sudáfrica, en ésa fatídica cancha del Free State Stadium aquel 27 de junio de 2010, cuando chocaron ante una locomotora germana que corría a una altísima velocidad en los cuartos de final de la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010. El equipo de Capello no caminó en lo absoluto, pero cuando quiso dar un pasito por medio del siempre aguerrido Lampard se cayó el teatro, pues el silbante uruguayo Jorge Larrionda se hizo de la vista gorda y le quitó al cuadro inglés lo que era un soberbio gol del casaca 8. Inglaterra parece morir de algo cuando en realidad muere de nada.
Roy Hodgson, durante el partido ante Portugal. Foto via thesun.co.uk
Después de la nostalgia trágica que te hice sentir, pasemos a lo que nos corresponde: el presente del conjunto inglés. No cabe duda alguna sobre el recambio generacional que sufre la escuadra de Roy Hodgson, pues a jalones y estirones los veteranos empiezan a dejar la selección y a hacerle espacio al futuro del balompié inglés, cosa que te demuestro con los ejemplos de Raheem Sterling desde Brasil 2014, así como lo de Marcus Rashford, Eric Dier, Dele Alli y Harry Kane, quienes son parte de la escuadra que llevará el míster británico a competir a Francia. Si bien los tres últimos llevan una carrera un tanto cuanto más larga que la del buen Marcus, de quien ya he hablado en alguna ocasión, este muchacho es ciertamente la sensación del fútbol inglés, ya que logra colarse en la lista definitiva de Roy Hodgson habiendo debutado profesionalmente en Europa League apenas en febrero con el Manchester United. Te dejo unas palabritas del jefe hablando precisamente de él.

«Para ser sincero, no sé qué esperar de él. No olviden que Rashford tuvo un poco de mala suerte, porque el tiempo que vamos a pasar con él es muy breve. El miércoles y el jueves entrenamiento, el viernes hay partido, y entonces tendremos que decidir quiénes serán los 23 jugadores. Va a ser difícil que pueda convencerme a mí y al cuerpo técnico en este breve lapso. Pero no estoy descartando nada. Pienso que su actuación en la final de la FA Cup fue excelente», Roy Hodgson hablando sobre Marcus Rashford y su convocatoria al seleccionado.

Pruebas eficaces ante Portugal

Esto, como sería lógico, pone al estratega inglés en un dilema total, haciéndolo probar diferentes dibujos tácticos para ver qué es lo más conveniente para encarar la justa continental. Prueba de ello fue el encuentro contra Portugal el 1 de junio, en donde Hodgson mandó a los suyos al campo parados en un 4-3-3, utilizando a Rooney como falso 9 y mandando por delante a Harry Kane y Jamie Vardy para averiguar si la potencia goleadora del equipo aumentaría. Asimismo, Roy decidió llenar la media cancha de la picardía y creatividad que ofrecen hombres como Dele Alli, Eric Dier (uno de mis porta aviones favoritos por cierto. Ocupo el término “porta aviones” para referirme al centrocampista defensivo, conocido pomposamente como el “5” del equipo, quien se encarga de equilibrar al equipo mediante la recuperación de pelota y la oxigenación del juego) y el siempre lleno de garra James Milner, cargando la defensiva y la organización de la salida del juego en Chris Smalling y Gary Cahill, mientras que por las bandas encontrábamos a Kyle Walker y a Danny Rose.
Considerando el desempeño del cuadro de la rosa en ése primer tiempo con el parado propuesto por Hodgson y compañía, no sería descabellado pensar en ver jugar así al equipo inglés, pues la recuperación de bola y la oxigenación de juego que logró tener Eric Dier junto con la zaga fue importante para mantener un cierto equilibrio en el juego para los suyos, mientras que tanto Alli como Milner empujaban el ataque mediante el juego constante con los tres killers que alinearon en el frente ofensivo.
Por su parte, hay que destacar las inclusiones de Jack Wilshere, Adam Lallana, Daniel Sturridge, Raheem Sterling y Jordan Henderson, que en eventualmente en un punto del segundo tiempo hicieron que el esquema inicial se tornase en un 4-2-3-1, aglomerando más gente en el medio campo para conservar posesión, evitar contragolpes y aproximar más gente al área portuguesa. Y esto le funcionó al conjunto inglés pese a no tener opciones claras de gol gracias a la defensiva lusitana. Sin embargo, el partido se rompió con el gol de Smalling, que llegó para sentenciar el partido con un gol tardío.
 

El descubrimiento de Rashford y la ausencia de Drinkwater

 
Te reitero, camarada lector, que no sería descabellado ver al equipo inglés formado como al inicio del partido ante Portugal, mostrando una cara mucho más agresiva y punzante en el campo de juego. Quizá sería prudente considerar la aparición de Rashford en el tridente ofensivo, tal vez no de inicio, que sea como un revulsivo para el ataque y que sobre todo sea considerado por el jefe Roy en un momento oportuno del partido, pues Marcus ofrece prestaciones muy flexibles en el entramado ofensivo.
Las distintas variantes que tiene Inglaterra en ataque y en el centro del campo.
A su vez, podríamos pensar en la aparición de Jack Wilshere, que puede significar para el equipo un cambio pícaro y creativo para relevar principalmente a James Milner. Ahora, que si te preguntas si extrañaremos ver a un tipo como Danny Drinkwater en esta Eurocopa, me permito decirte que, en mi opinión podría llegar a pasar si las cosas no funcionan en el medio campo con Dier, Alli y Milner (los considero como titulares). Por último, aparte de ver el plantel ofensivo y de equilibrio que armó Inglaterra para la Eurocopa, puedo decirte que la zaga y la portería podrían ser las zonas más definidas y mejor elegidas por el profe Roy Hodgson.
Ya no te digo más. Dejemos que Inglaterra nos sorprenda (positivamente si es posible) y pueda llegar lejos en Francia. Inglaterra, no nos falles.

Be the first to comment

Leave a Reply