Resumen de la Premier League: 1º jornada

Hull City 2-1 Leicester City: Un resultado sorprendente con una cara magnífica y otra paupérrima. El campeón visitaba el KCOM Stadium para intentar empezar el torneo con el pie derecho ante un Hull que, además de no tener entrenador, se veía sumamente roto por la nefasta gestión de sus propietarios este verano. Sin embargo, en esta ocasión el fútbol les volvió a sonreír a los ‘Tigers’ al concederles la primera victoria de la temporada y la posibilidad de anotar un gol al estilo ‘Campeones’ por conducto de Diomandé al final de la primera parte. Al regreso, y como gol de vestidor, los ‘foxes’ consiguieron convertir un penalti, en este caso Riyad Mahrez, dos minutos después de la reanudación. Pese a seguir en el intento, los de Ranieri sufrieron el descalabro con el gol de Snodgrass en el minuto 57, dejando falto de ideas al equipo del King Power Stadium y haciéndoles caer en su debut como campeón de la BPL.

Burnley 0-1 Swansea: Sean Dyche devolvió la pasada temporada el buen fútbol a Turf Moor, cosa que este año quieren seguir manteniendo en la Premier League. Un partido en el que hubo pocas ocasiones de gol, las cuales no llegaron a tocar el fondo de las redes de la portería del Swansea gracias a un gran partido de Fabianski, portero del Swansea. El partido lo decidió Leroy Fer tras un rechace en el área pequeña que Tom Heaton no consiguió atrapar.

Crystal Palace 0-1 West Brom: Alan Pardew y Selhurst Park se volvían a reencontrar un sábado a medio día. Pero esta vez su reencuentro no fue como él esperaba. Con Yannick Bolasie en el banco (por su posible salida, ya oficialmente al Everton), los Eagles no fueron capaces de anotar al menos un gol. Y eso que tuvieron muy buenas oportunidades. El West Brom aprovechó esta falta de acierto de su rival y Rondón consiguió peinar y cruzar un balón imposible para Hennessey.

Everton 1-1 Tottenham: Otro debut, esta vez en Liverpool, del técnico neerlandés Ronald Koeman, en el banquillo de los ‘Toffees’. Un debut positivo al que ayudó Ross Barkley, a quien se le da muy bien marcar en primeras jornadas del campeonato liguero, al clavar el primer tanto del encuentro a los cinco minutos por medio de un tiro libre, obligando al Tottenham de Pochettino a doblegar esfuerzos que se vieron opacados por momentos por la altísima presión de los de Goodison Park. En las malas noticias, el arquero galo, Hugo Lloris, salió con una lesión en el hombro al minuto 36. Sin embargo, los Spurs siguieron intentándolo y por mediación del argentino Erik Lamela sellaron el empate a la hora de partido. Después del gol de los ‘Spurs’ el partido ya no tuvo más margen de cambio y ambos equipos sellaron el empate. Londinenses y oriundos de Liverpool empatan a uno.

Middlesbrough 1-1 Stoke City: El fútbol de primer nivel volvía a Riverside 7 años después. Los chicos de Karanka demostraron que merecen estar en esta categoría. Empezaron adelantándose en el marcador a los pocos minutos de comenzar el partido gracias a un cabezazo del español Negredo. Pero al inicio de la segunda parte, el suizo Xherdan Shaqiri igualó el partido con una falta directa que entra por el palo de Víctor Valdés. El marcador no se volvió a mover y los dos equipos firmaron tablas en un partido en el cual pudo haber más goles.
Southampton 1-1 Watford: Un amargo partido para los de la costa al repartir llanamente los puntos con el Watford, que se quedó en desventaja después de la expulsión a Ben Watson en el 76’, situación que los de Southampton no supieron aprovechar pese a haber iniciado el partido perdiendo con un gol de Capoue nada más comenzar el partido. Un gol que se vio opacado por el tanto del empate de Nathan Redmond al 58’ y la ya citada expulsión de Watson en la recta final del partido.
Manchester City 2-1 Sunderland: Era el primer partido de Pep Guardiola en su nueva aventura británica al mando de un ilusionado Manchester City. Y nada mejor que hacerlo de local en el Etihad Stadium. Fue un partido con las características del juego que siempre imponen los equipos de Guardiola, razón que nos explica que el primer gol de sus ‘Citizens’ fuese por la vía penal a los tres minutos, marcado por Sergio Agüero. Después de ello, el Manchester City continuó el juego sofocante, pero fueron empatados por Jermain Defoe, quien ha entrado a la lista de goleadores históricos de la Premier. No obstante, ya cerca del final del cotejo, al minuto 86, el ‘red devil’ Patrick McNair terminó clavando la pelota en su propia meta para que los pupilos de Pep se llevasen los tres primeros puntos.
 
Bournemouth 1-3 Manchester United: Debut de Mourinho en su nueva etapa en Inglaterra, esta vez a mandos del Manchester United. Partido con poco ritmo durante toda la primera parte en la que Mata consiguió adelantar a los Red Devils al filo del descanso. Al inicio de la segunda mitad, los chicos de la costa sur de Inglaterra adelantaron lineas, pero la estrategia les salió cara. En dos zarpazos a la contra, el Manchester United consiguió ampliar su ventaja hasta el 0-3 con goles de Rooney e Ibrahimovic. En los minutos finales, Adam Smith anotó el 1-3 final: un buen gol imparable para De Gea, el gol de la honra. Rooney alargó su marca de partidos iniciales de Premier League anotando su séptimo gol. Buen debut de Ibrahimovic y Bailly.
Arsenal 3-4 Liverpool: Partido no apto para cardíacos. Liverpool llegó a Londres con ganas de comerse el Emirates de un bocado, situación que empezó a darse con el penal atajado a Walcott en el minuto 26, aunque poco duró el gusto para los reds que caían 1-0 cinco minutos después gracias a Theo Walcott, que consiguió enmendar el error. Después, en el 41’, en un bonito cobro de tiro libre, Coutinho empató la contienda, trayéndole inercia a Lallana para clavar el de la ventaja tan solo ocho minutos después. Y seguían los goles en el Emirates. En el minuto 51 Coutinho volvió a repetir gol. Posteriormente, Sadio Mané parecía firmar la sentencia definitiva del Arsenal al marcar el 1-4, Aunque los Gunners encontraron poder y algo de fútbol para regresar al partido -si bien un poco tarde-: un gol casi inmediato de Oxlade-Chamberlain en el minuto 64 y por otro agónico tanto de Chambers cerca del final. Por lo menos, el Arsenal de Wenger se despidió peleando.
Chelsea 2-1 West Ham: El técnico italiano Antonio Conte se estrenó en Inglaterra con una victoria muy sufrida ante el West Ham de Slaven Bilic. Partido en el cual el Chelsea llevó todo el peso del encuentro de principio a fin. Los Blues consiguieron adelantarse nada más empezar la segunda parte con un penalti a favor que transformó Eden Hazard. Pero James Collins consiguió empatar el partido tras un rechace dentro del área en un córner. El Chelsea seguía poniendo el juego en Londres y Diego Costa anotó el gol de la victoria con un disparo cruzado desde fuera del área contra el que Adrián no pudo hacer nada. Primer partido donde al Chelsea le faltó juego en la zona de creación y al West Ham ideas, demasiadas, diríamos, desde Espacio Premier.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*