Hay Premier

Se enfrentaban, en White Hart Lane, el por entonces líder invicto (Manchester City) -y milagros de Ranieri aparte- al mejor conjunto de la temporada pasada. El duelo prometía y no ha defraudado a nadie. Lo primero reseñable eran las bajas en los 11 iniciales: la de Harry Kane, por parte de los locales, y la del belga De Bruyne, por la de los citizen. Cómo han manejado ambos técnicos estas ausencias ha determinado la idea de juego. Pochettino ha optado, como en los últimos partidos, por ubicar al coreano Son cómo 9 de mucha movilidad, cayendo, constantemente a bandas y entre líneas. Guardiola, raro en él, ha elegido a Fernando para montar un doble pivote con Fernandinho, aunque al final el primero ha jugado de pivote y el segundo de interior.

La propuesta inicial de ambos equipos fue similar, presión alta, recuperar lo antes posible y lanzarse a por la portería contraría. En esto son mejores los Spur, llevan practicándolo desde que el entrenador argentino tomó las riendas de los del norte de Londres y les ha hecho dominar los 20 primeros minutos en los que Kolarov, en su semana horribilis, ha marcado en su propia portería, espoleando a los de blanco. Son estaba haciendo un partidazo, apareciendo por todos lados, con una gran confianza, fallando en las últimas decisiones pero insistiendo tanto que al final una jugada le salió redonda, habilitando para que Dele Alli marcara el segundo.

Wanyama
Wanyama ante el City. Foto: mancity.com

La segunda parte comenzaba con la creencia de que el City intentaría, al menos, arrear fuerte al principio. Pero no ha sido así, no han podido doblegar a los locales. Pep ha cambiado a Fernando por Gundogan y el equipo ha mejorado algo haciendo que el conjunto Spur se fuera aculando hacia su propio área, donde ha aparecido un monumental Lloris, que ha desbaratado todas las ocasiones, incluido algún mano a mano. Todavía ha dado tiempo de que Lamela fallase un penalty, o de que se lo parase Bravo, según se mire. Mención especial al partido de Wanyama, con el hándicap de haber recibido una tarjeta amarilla pronto. Ha estado sublime, cortando y distribuyendo.

El resultado deja abierta la pelea por el título de la Premier, el City pierde el aura de invencibilidad, mientras que el Tottenham demuestra que puede ganar a cualquiera y que puede optar al objetivo que quiera.

1 Trackback / Pingback

  1. Previas Premier League, jornada 12 (sábado) – Espacio Premier

Leave a Reply