Pochettino y el nuevo Tottenham

En esta agonizante edición de Premier League nos ha sido mostrado que si alguien quiere proclamarse campeón debe mostrar algo diferente, cosas que nadie más tenga y que transformen el juego en un verdadero espectáculo pero, sobre todo, siendo constante y eficaz cuando se busquen los resultados. Sólo dos equipos han sido capaces de hacer esto: el Chelsea y el Tottenham.  Y hoy toca hablar de los ‘Spurs’.

Comentábamos en este mismo espacio, con un pequeño texto hace casi un año, sobre los frutos que estaba dejando el trabajo del míster argentino Mauricio Pochettino al finalizar la pasada temporada, incluso viendo una nueva edición del hartante y ya terminado St. Totteringham’s Day. Tres temporadas después de su llegada, la cara del Tottenham Hotspur es otra totalmente, y está trayendo con su trabajo, posiblemente, a los mejores Spurs de todos los tiempos.

A día de hoy, el proyecto ‘Spur’ del estratega sudamericano ya está más que consolidado, presentándose muchísimo más potente, preciso, enérgico, joven, y sobre todo, hambriento de triunfo y gloria en todos los niveles, madurando y evolucionando constantemente a través de sólidas actuaciones basadas en un trabajo táctico pulcro y verdaderamente emocionante que merece continuidad y tiene las bases para volverse la próxima gran catedral del fútbol inglés.

Pero ¿qué ha hecho que esta temporada nos ponga a estos Spurs como los mejores que se hayan visto en Premier League? Repasemos los cuatro puntos clave de la temporada de los de White Hart Lane para entenderlo.

1) Apuesta masiva por la juventud y su desarrollo

La elección de jóvenes talentos de Pochettino y los directivos para edificar este rascacielos llamado Tottenham ha resultado ser fenomenal y sumamente acertada. Confiar en la juventud para un proyecto deportivo tiene muchos riesgos que, de ser bien analizados, considerados y afrontados, traen consigo cuentas tan positivas como las obtenidas por los londinenses con jugadores como Dele Alli, Eric Dier, Erik Lamela, Harry Kane y Kyle Walker.

tottenham_starting_xi
El once titular del Tottenham no ha variado mucho durante la temporada.

2) Preservación de hombres de experiencia con liderazgo con carácter formativo hacia el futuro

La visión a futuro no sólo requiere jugadores jóvenes y fichajes de edades groseramente bajas, pues también exige preservar a aquellos guerreros de mil batallas, experimentados que sepan guiar a un grupo de profesionales cuyo comienzo está apenas deslumbrando al mundo futbolístico.

Bajo esta premisa yace otro de los éxitos del armado del equipo de la directiva ‘Spur’ con Mauricio Pochettino, y es que la elección de estos hombres ya experimentados tampoco se trató de seguir a veteranos, sino encontrar jugadores en posiciones específicas con cierto bagaje, con experiencia en citas importantes, como los casos de Hugo Lloris, Toby Alderweireld y Jan Vertonghen, siendo estos tres portentosos elementos de los de más edad del club (28 y 30 respectivamente) y poniendo la figura del líder en el arquero francés, misma con la que ha cumplido de manera fantástica.

3) Decisiones tácticas acertadas

Desde un principio, la apuesta que tomaron los ‘Spurs’ por Mauricio Pochettino fue lanzada con confianza y determinación, mismas virtudes que le sobran al entrenador argentino para plantear su fútbol ofensivo, dinámico, veloz y sobre todo, sólidamente equilibrado.

Valiéndose de sus jóvenes baluartes y diamantes en bruto del futuro inmediato y próximo del futbol mundial, ha podido desplegar sus ideas utilizando estos parados con variaciones ligeras, así como también lo ha hecho con constantes sumamente agradables en todos los sectores del campo, como los casos de Kieran Trippier, Kevin Wimmer o Michel Vorm.

4) Estrategias contractuales eficientes

¿Qué pasaría con un equipo sensación si no blindase a sus joyas? Sencillo, las más grandes pirañas de los mercados estivales se abalanzarían sobre estas a base de poder y dinero. Ante esto, los ‘Spurs’ han mostrado que tienen bases económicas fuertes y bien estructuradas, dando pie a producir pasos hacia el futuro, a pensar a largo plazo construyendo su nuevo gran estadio y, sobre todo, actuando de manera oportuna y responsable sobre las renovaciones de Dele Alli, Eric Dier, Harry Winks, Christian Eriksen, Harry Kane -y del mismo Mauricio Pochettino- con plazos que van desde el 2019 hasta el 2022. Asegurando así el futuro de lo que puede terminar convirtiéndose en uno de los mejores equipos de las últimas décadas en el fútbol inglés.

 

3 Trackbacks / Pingbacks

  1. Resumen Tottenham Hotspur 2016/2017: otra vez con la miel en los labios – Espacio Premier
  2. Tottenham Hotspur, el pragmático - Espacio Premier
  3. El príncipe Harry - Espacio Premier

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*