Chicharito es otro

Chicharito Hernández regresa a la Premier League

Javier ‘Chicharito’ Hernández fue el último niño de Oro para Sir Alex Ferguson. Sus goles le hicieron escalar a otra de final de Copa de Europa y aunque después tuvo que ir por van Persie para mantener la dictadura en Premier, Chicharito fue un mimbre muy importante para el entrenador. Cuando el escocés dejó la dirección de los red devils, la confianza de los siguientes entrenadores, Moyes y van Gaal, estaban en todas partes de Manchester menos en el mexicano. Su fugaz paso por el Real Madrid le hizo pensar de que si en verdad quería evolucionar y alcanzar su punto máximo como jugador, se tenía que alejar de la élite para conseguirlo. Para la 15/16, el formado en Chivas aterrizó en Leverkusen para competir en la Bundesliga, con Roger Schmidt como su director técnico.

En esa temporada, el mexicano fue el referente en el equipo alemán. No fue suficiente para el técnico austriaco tener a una leyenda como Stefan Kiessling en su plantel para reflexionar en ser un animal competitivo en Champions League, por lo que el mexicano era la respuesta a todos sus problemas de gol. 26 goles marcó Chicharito en su primera campaña en Alemania, ayudando a que el equipo acabara en el tercer puesto de la Bundesliga. El siguiente periodo fue una crisis total: Roger Schmidt  pasó de ser la piedra angular del proyecto teutón a convertirse en agente libre tras ser despedido por la directiva. El Bayer Leverkusen no jugaba bien y, por supuesto, Chicharito brillaba menos que antes. Acabó con 13 goles, siendo, aún así, el goleador de su FuBballmannschaft. 

Su estadía en Alemania le hizo un delantero completo, aunque a simple vista no lo parezca. Vio la necesidad de salir del área para comprender que el fútbol va más allá de esa frontal. Little pea gira, orienta y se asocia. Con el conjunto de las «aspirinas» entendió la dinámica del fútbol actual. Sobre todo porque cuando un plantel está en crisis futbolística los balones no suelen llegar al área. Lo que habíamos presenciado tres años atrás con Manchester United, no será lo mismo con este nuevo Chicharito. Si bien, su juego sin balón sigue siendo dominante, sus pies y la esférica se encuentran conectados tocando la puerta de las características de la élite. En Londres se disfrutará al mexicano como nunca antes, donde las burbujas explotarán cada vez que Chicharito ponga la redonda en la red.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*