El mercado del Liverpool se calienta

El verano en Inglaterra está siendo de los más movidos en los últimos años. Los equipos punteros están contratando jugadores importantes por cantidades muy elevadas. En apenas unas temporadas el dinero que vale un jugador de primer nivel se ha duplicado o triplicado. Esto ha provocado un aumento en el precio del resto de jugadores con lo que, fichar bien en Premier League es más complicado que nunca.

El Liverpool no se caracteriza por su habilidad en este tipo de situaciones. Suele fichar caro y mal. El reto de este verano consistía en reforzar una plantilla que va a jugar Champions Legue, con el desgaste que esto supone. Las incorporaciones más destacadas han sido las de Salah, que debe completar un juego exterior notable, Andrew Robertson, para tener, de nuevo, a un lateral izquierdo especialista y Solanke, delantero procedente del Chelsea, con más futuro que presente.

En general, se trata de un buen comienzo. Jugadores jóvenes y con hambre, dispuestos a ser moldeados por Klopp. Quedarían por reforzar las áreas más delicadas del equipo, el centro de la defensa, el pivote defensivo y el centro del ataque. Para ello suenan nombres cómo van Dijk, que puede estar forzando su salida del Southampton o Naby Keita, por el que se han rechazado ofertas estratosféricas.

Las salidas han sido de jugadores con un rol secundario. El más destacado de ellos es Lucas Leiva. Tras 10 años en el club de Anfield ha partido con destino Roma, concretamente a la Lazio. Se trata de un jugador que si bien no ha sido constante en cuanto a rendimiento, sí que era de los que más se identificaba con el club. Stewart y Wisdom prácticamente no habían tenido minutos en las últimas temporadas.

La principal preocupación en la orilla roja del Mersey tiene que ver con la continuidad de su máxima estrella, Coutinho. El Barça, independientemente de si vende a Neymar o no, va a poner mucho dinero encima de la mesa para contratar al brasileño. En esta negociación se verán dos cosas. Una, la capacidad del Liverpool de retener a un jugador ante un club superior, capacidad que hasta ahora ha sido nula, véanse los casos de Suárez o Sterling. Dos, en caso de salida, la presencia de un plan, por parte de la dirección deportiva red para sustituir al futbolista y salir reforzados del fichaje. En cualquier caso, el verano no ha hecho más que empezar y los principales movimientos en el Liverpool todavía no se han realizado.

 

1 Trackback / Pingback

  1. Guía Premier League: Liverpool 2017/18 – Espacio Premier

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*