Un proyecto perdido

Antonio Conte, durante un partido del Chelsea. Foto Getty Images.

Antonio Conte comenzaba su primera etapa futbolística en las Islas británicas con la premisa de devolver al Chelsea a la gloria de antaño, tras una temporada históricamente negativa para los equipos de la élite inglesa, lo que implícitamente conllevaba volver a la competición europea. Los blues cerrarían el mes Septiembre mostrando solvencia en enfrentamientos en los que tenían superioridad clara, pero Arsenal y Liverpool les pondrían los pies en el suelo tras dos duras derrotas que confirmaban un nivel competitivo bajo del sistema táctico, atrayendo a los fantasmas del pasado.

El italiano, tras esto, realizó su primera innovación en el esquema, planteaba una formación que en esos momentos estaba aupando a la Juventus al olimpo del fútbol italiano y europeo, el 3-4- 2-1. Esta decisión fue claramente un acierto, desde ese momento el Chelsea cosecharía doce victorias seguidas, ante equipos de todo pelaje, con una autoridad que solo se atreven a mostrar los verdaderos elegidos para alzarse con la competición. Los futbolistas dieron un salto cualitativo y cuantitativo de gran escala, potenciado por todas las variantes y situaciones que potenciaban tanto a novedades como Marcos Alonso o Moses, la reconversión de Azpilicueta como central y la gran alianza que asocio a Hazard con un monstruo del gol como Diego Costa.

Ya se sabe cómo acabó la historia. El Chelsea campeonó, se mostró como un equipo rocoso, sólido, físicamente incansable, eficaz y dominante, entonces ¿Cuándo comenzaron los problemas? ¿Qué ha provocado la caída de un Chelsea que llegaba de una temporada tan espectacular? ¿Conte, el sistema, los jugadores…?

Todo comienza en la planificación de la temporada. El fútbol inglés, y por consiguiente sus grandes equipos, volverían a romper el mercado futbolístico de fichajes con sus grandes inversiones. El Chelsea no iba a ser menos, Morata (66 millones / Delantero participe de una temporada espectacular en el Real Madrid), Bakayoko (40 millones / uno de los líderes del Mónaco revelación de la Champions) o Drinkwater (37,9 millones / jugador clave en el campeonato del Leicester) llegaban sustituyendo principalmente las bajas de Diego Costa (Atlético de Madrid) y Matic (Manchester United).

La directiva y Antonio Conte no se entendían ni se encontraron en sintonía vendiendo, junto con Kanté y Hazard, a los dos jugadores de mayor importancia y que se definían como dos pilares fundamentales en el esquema del italiano. Diego Costa fue la figura emergente más espectacular de esa campaña, goleador de la temporada y rindiendo e imprimiendo un nivel competitivo ofensivo que apabullaba a cualquier línea defensiva rival, Matic ejercía un rol de equilibrio determinante que se compenetraba a la perfección con las capacidades y características que quería explotar Conte con el ofrecimiento de libertad sobre la figura de Kanté. Dos jugadores realmente importantes y que supusieron la primera bala en el pie para los londinenses.

Los fichajes antes relatados y los que les acompañaron, no han llegado a un nivel futbolístico y de rendimiento esperado y eso suponía una debilidad importante para un equipo que, este año sí, optaba a todas las competiciones posibles de la temporada. Antonio Conte ha vuelto a tener problemas competitivos y físicos, es decir, le ha sido imposible competir de tú a tú entre semana y los fines de semana con una tan rotación corta y un nivel de plantilla individualmente muy inferior a los equipos de primer nivel.

Por último, cabe destacar un aspecto futbolístico fundamental, la falta de metamorfosis del equipo buscando situaciones de mayor potenciación en la nueva plantilla. El Chelsea no ha variado su idea en ningún instante y ‘’el factor sorpresa’’, evidentemente sumado al competitivo, se ha perdido tácticamente para los rivales dejando un triste bagaje en sus enfrentamientos directos ante los equipos de la zona alta, tan solo 6 puntos de 27 posibles, confirmando de esta manera el enorme descalabro y decepción que ha protagonizado el club blue esta temporada.

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. De excursión por Europa - Espacio Premier
  2. Community Shield 2018: Chelsea 0-2 Manchester City | Espacio Premier

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*