Liverpool 1-1 Chelsea: el campeón pincha en Anfield

Un Chelsea en lo alto de la tabla llegaba a Anfield para afrontar uno de los partidos más complicados que le quedaba esta temporada. Los locales, por su parte, tras tres derrotas consecutivas en su estadio, querían darle emoción a la liga y mantener intactas sus opciones de clasificación para la Champions League.

Klopp afrontó el partido con el mejor once posible, dado el estado de su plantilla. Su condición de local hizo que tomara el mando del partido, con más responsabilidad que convencimiento. El Chelsea, por su parte, esperaba agazapado, cómodo, amparado en su defensa, la mejor de la liga. El primer tiempo transcurrió sin más sobresalto que el gol de David Luiz. En un tremendo error de la defensa del Liverpool, al gestionar la barrera con el árbitro, el central brasileño sacaba un magnífico latigazo que pegaba en el palo y entraba en la meta defendida por Mignolet. El belga estaba organizando a sus compañeros, creyendo que el árbitro tenía que pitar para que se pusiera el balón en juego. Los de Klopp no admitieron bien el gol y pasaron por los peores minutos del partido. Así se llegó al descanso.

En la segunda mitad, el Liverpool, obligado por el resultado, aumentó un punto el ritmo con el balón. Fruto de esta mejoría llegaron, una ocasión de Firmino, que no aprovechó un balón rechazado cuando estaba sólo ante Courtois y el gol de Wijnaldum, tras un gran pase de Henderson, el mejor del Liverpool durante todo el encuentro y una asistencia de Milner, que contó con la ayuda de Moses. Cuando tenía que decidir si ir a por el partido, Klopp retiró a Coutinho, que, seguramente, no estaba para jugar más minutos y cuajó una actuación discreta. Esto hizo que el juego ofensivo red se desmoronara. El Chelsea, por obligación adelantó líneas y fruto de ello llegó el penalty de Matip, desacertado toda la noche, sobre Diego Costa. El hispano – brasileño tomó la responsabilidad del lanzamiento, lo tiró regular y Mignolet paró. Poco más que destacar hasta el final.

Con los pinchazos de Arsenal y Tottenham el resultado es bueno para el Chelsea y regular para el Liverpool. Los de Conte, no perdiendo en el Emirates prácticamente asegurarían el título. El Liverpool, por su parte, va a tener que mejorar mucho si quiere clasificarse para Champions. Tiene que recuperar a Coutinho y Mané y mejorar su defensa, si no, la primera temporada entera de Klopp puede terminar en un fiasco.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*